Videos de las V Jornadas

En este espacio podrás volver a ver cada una de las ponencias y mesas redondas que han tenido lugar durante estas V Jornadas de Los Derechos LGTBI son Derechos Humanos.

Video resumen | V Jornadas Los Derechos LGTBI son Derechos Humanos

2min  51seg

Ponencia marco | Concha Gabriel Esteban | IMOP Insights

1hr  18min

Ponencia 2 | José Ignacio Pichardo Galán | UCM

1hr  1min

1º Mesa redonda: Abordaje de la diversidad e inclusión LGTBI en el ámbito del empleo

1hr  20min

Ponencia 3 | Óscar Muñoz Hernández | REDI

59min  20seg

2º Mesa redonda: Abordaje de la diversidad e inclusión LGTBI en el ámbito de la educación y la formación para el empleo

1hr  20min

Spot | PROGRAMA

1min  35seg

Documentos de las V Jornadas

En este espacio podrás consultar la documentación que tantos los panelistas y asistentes a las V Jornadas de Los Derechos LGTBI son Derechos Humanos, han querido compartir para una mayor difusión y conocimiento de las acciones e investigaciones que se están desarrollando.

Programa | Orgullo universitario

Universidad de La Laguna | 2020

Evento | Herramientas para abordar la diversidad sexual y de género en entornos rurales

Universidad de La Laguna y Ayto. Buenavista del Norte | 2021

A MODO DE SÍNTESIS Y CIERRE DE LAS JORNADAS

Las V Jornadas “Los Derechos LGTBI son Derechos Humanos”, que en esta edición han tenido como ejes temáticos la formación y el empleo, nos han brindado la oportunidad de reflexionar sobre la realidad de las personas LGTBI en los espacios formativos y laborales, las barreras y discriminaciones que aún persisten y las estrategias a implementar para garantizar itinerarios formativos y entornos laborales respetuosos e inclusivos con la diversidad sexual y de género.

A continuación se exponen, a modo de síntesis, las principales ideas desarrolladas a lo largo de las mismas, a través de las distintas ponencias y mesas redondas celebradas:

SITUACIÓN DE LAS PERSONAS LGBTI+ EN EL ÁMBITO LABORAL Y EDUCATIVO:
  • A pesar de los importantes cambios sociales y legales que se han ido produciendo en las últimas décadas, los distintos estudios realizados sobre diversidad e inclusión LGBTI muestran que en el ámbito laboral y educativo se siguen produciendo una serie de situaciones de discriminación y desigualdad por razón de orientación sexual y de identidad y expresión de género que es preciso prevenir y erradicar. Tanto en los espacios educativos como laborales existen una serie de barreras estructurales (burocráticas, físicas, simbólicas, epistemológicas…) y una serie de prejuicios y estereotipos que originan situaciones de discriminación y violencia hacia las personas que se alejan de la normatividad sexogenérica, quedando expuestas a distintas formas de LGTBI+ fobia que dificultan e interfieren en sus itinerarios formativos y sus trayectorias profesionales.
  • Por lo que se refiere a los espacios educativos, y a pesar de los avances experimentados, se constata que las personas que no obedecen a la norma sexual y de género siguen recibiendo una sanción a lo largo de las distintas etapas escolares, así como en el ámbito universitari. Este sistema de discriminaciones, violencias y prejuicios tiene un impacto en las posibilidades de desarrollo académico del alumnado LGBTI+, y especialmente del alumnado trans, incidiendo en su rendimiento escolar y pudiendo llegar a provocar el abandono de los estudios, con la consiguiente repercusión en todas las esferas de la vida, así como en sus posibilidades de incorporación al mundo laboral.
  • En los espacios laborales, si bien la situación de las personas LGBTI+ no es única, estando mediada por diversas variables (desde la propia diferencia entre ser gay, lesbiana, bisexual, trans o intersexual, hasta aspectos relacionados con el nivel formativo, la cualificación profesional, el tipo de contratación, el sector ocupacional…), se sigue detectando la existencia de un alto porcentaje de personas LGBTI+ que no se visibilizan, como estrategia de supervivencia para no exponerse y evitar riesgos. Esta tendencia al ocultamiento de la orientación sexual y de la identidad y expresión de género pone de manifiesto un nivel estructural de discriminación (en forma de rumores, comentarios despectivos, lenguaje hostil, insultos, acoso, dificultad para promocionar, represalias en forma de despidos o no renovación de la contratación…) que es preciso afrontar de forma conjunta y coordinada tanto desde las organizaciones empresariales y sindicales, como desde las administraciones e instituciones públicas con competencias en esta materia, a fin de garantizar la igualdad de derechos, trato y oportunidades de las personas LGBTI+.
  • El compromiso de las empresas con la no discriminación y la plena inclusión de las personas LGTBI+, además de ser una obligación legal, es una condición imprescindible para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades, y construir sociedades más respetuosas, justas e inclusivas. No abordar adecuadamente la diversidad LGTBI+ impacta en las relaciones laborales y en los resultados, y supone una merma en los derechos. Sin embargo, la gestión de la diversidad e inclusión LGBTI+ aún constituye un reto pendiente de afrontar. En Canarias, la mayoría de las empresas no suelen conocer ni disponer de protocolos sobre cómo abordar posibles discriminaciones por motivo de orientación sexual, identidad y/o expresión de género, ni tampoco disponen de guías o manuales de buenas prácticas sobre cómo abordar la diversidad e inclusión LGBTI+ en sus organizaciones.
ESTRATEGIAS A IMPLEMENTAR EN EL ÁMBITO LABORAL Y EDUCATIVO PARA GARANTIZAR ESPACIOS RESPETUOSOS E INCLUSIVOS CON LA DIVERSIDAD SEXUAL Y DE GÉNERO:
  • Por parte de las organizaciones empresariales, es preciso que se tome conciencia del potencial transformador que tienen las empresas. La formación juega un papel fundamental para combatir la LGBTI+ fobia en los centros de trabajo, por lo que es importante que a través de los planes de formación de las empresas se introduzcan acciones formativas relativas a la diversidad e inclusión LGBTI+. Es fundamental que las acciones de formación en materia de diversidad sexual y de género lleguen a las pequeñas y medianas empresas, que son la mayoría del tejido empresarial en Canarias, y en las que apenas se han acometido este tipo de formaciones. Hablar de diversidad e inclusión LGBTI+ tiene un impacto importante en el conjunto de la plantilla, así como entre la clientela y proveedores, y también en el entorno social. Asimismo, y más allá del deber de cumplir con sus obligaciones legales, las empresas deben plantearse el papel transformador que pueden ejercer a través de la Responsabilidad Social Corporativa, entendida como el conjunto de acciones que pueden desarrollar más allá de lo establecido en la normativa vigente.
  • Desde las organizaciones sindicales, es importante que la representación legal de las personas trabajadoras esté formada en igualdad y diversidad, así como los propios cuadros sindicales, en tanto que van a tener un papel central en las mesas de concertación social, impulsando normativas, acuerdos con las administraciones públicas, y participando en la negociación de convenios colectivos, en la elaboración de planes de igualdad y en el establecimiento de protocolos para prevenir e intervenir en situaciones de acoso por motivo de orientación sexual y de identidad y/o expresión de género. Es importante que a través de la negociación colectiva se introduzcan en los convenios colectivos cláusulas dirigidas a garantizar la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGBTI+ en el ámbito de la empresa o sector, así como a mejorar sus condiciones laborales y la calidad del empleo, y el acceso en las mismas condiciones que cualquier otra persona trabajadora. También es preciso disponer de un articulado específico para las personas trans en el que se atienda a las circunstancias específicas a las que se enfrentan durante los procesos de transición, de manera que no repercuta negativamente en sus trayectoria profesionales.
  • Por lo que respecta al papel de la Inspección de Trabajo, desde la misma se cuenta con distintas herramientas normativas e instrumentales para hacer frente a los actos de discriminación y/o de acoso por motivo de orientación sexual e identidad y/o expresión de género, por lo que es importante que se pongan en conocimiento de la Inspección aquellas situaciones de discriminación o vulneración de derechos que se puedan estar produciendo en las empresas, a fin de que se pueda intervenir sobre ellas. Asimismo, la Inspección de Trabajo es un organismo público al que cualquier persona trabajadora puede acudir para solicitar asesoramiento sobre los instrumentos legales para hacer efectivos sus derechos. A través del Plan Director de la Inspección de Trabajo 2018-2021 se han puesto en marcha Unidades de Igualdad en todas las Inspecciones Provinciales, integradas por personas adecuadamente formadas y sensibilizadas, encargadas de atender las solicitudes para la realización de inspecciones o para el asesoramiento sobre cualquier tipo de discriminación en esta materia. Asimismo, se tiene previsto la puesta en marcha de campañas específicas de control de condiciones o acciones discriminatorias hacia las personas LGTBI+, centradas específicamente en este colectivo como posible núcleo de vulneraciones de derechos en el ámbito de las relaciones laborales.
  • Es preciso la creación de sinergias y de espacios de diálogo e intercambio entre organizaciones empresariales, sindicatos, inspección de trabajo y administraciones autonómicas y estatales competentes en la materia, así como con las asociaciones y colectivos LGBTI+, para analizar la situación y actuar de forma coordinada, desarrollando medidas efectivas que contribuyan a impulsar el abordaje de esta realidad en el ámbito laboral.
  • En lo que se refiere a las estrategias a implementar en relación a los espacios formativos, es fundamental que en el ámbito educativo y en todos aquellos espacios de formación para el empleo, tanto reglados como no reglados, se establezcan estrategias específicas para el abordaje de la diversidad e inclusión LGBTI+ y se implementen normativas y reglamentos que posibiliten que las personas LGBTI+ puedan seguir sus itinerarios formativos en igualdad de trato y oportunidades, así como la sensibilización y formación en diversidad e inclusión LGBTI+ de quienes intervienen en dichos espacios.
  • En cuanto a los programas de formación para el empleo y apoyo a la inserción sociolaboral, es preciso que en el marco de las políticas activas de empleo para colectivos en situación de especial vulnerabilidad se establezcan programas específicos de apoyo a las personas trans con especiales dificultades de inserción, y que éstos incluyan tanto medidas destinadas a la mejora de su empleabilidad (incluida, siempre que sea posible, la reincorporación al ámbito educativo para la obtención de las correspondientes titulaciones académicas), como acciones de sensibilización dirigidas al tejido empresarial y al entorno social orientadas a romper las barreras que limitan sus oportunidades laborales.
  • En lo referido al ámbito escolar, es fundamental que el abordaje de la diversidad e inclusión LGTBI+ y la erradicación de la LGTBI+ fobia se realice desde las primeras etapas educativas. Para llevar esto a efecto, es necesario que el profesorado y toda la comunidad educativa esté formada en diversidad sexual y de género, así como en estrategias pedagógicas basadas en principios coeducativos. Asimismo, es importante disponer de protocolos de acompañamiento al alumnado que garanticen la plena inclusión educativa, detecten y prevengan situaciones de LGBTI+ fobia y fortalezcan la autonomía del alumnado LGBTI+, y especialmente del alumnado trans, reconociendo su derecho a la identidad de género y estableciendo medidas educativas que posibiliten que puedan transitar en condiciones de salud. También es fundamental la utilización de un lenguaje inclusivo que abarque las distintas realidades, y que se diseñen y faciliten materiales específicos para el abordaje de la diversidad sexogenérica. Ante los retos en materia de igualdad, es preciso establecer estrategias y crear sinergias que permitan seguir avanzando y convertir la escuela en un espacio más equitativo, seguro, saludable, igualitario y transformador.
  • En el ámbito universitario, es importante afrontar la formación y sensibilización de la comunidad universitaria en materia de diversidad LGTBI+, y el diseño de medidas institucionales para garantizar la no discriminación tanto del estudiantado universitario como del personal docente e investigador y del personal de administración y servicios. Asimismo, es necesario establecer servicios específicos de atención y apoyo, planes de igualdad, protocolos de atención a la diversidad de género y acompañamiento al alumnado trans, y protocolos de prevención y actuación ante el acoso por motivo de orientación sexual e identidad y expresión de género. También es importante la adaptación en el uso de instalaciones y todas aquellas medidas que permitan convertir a las universidades en espacios alternativos e inclusivos de convivencia (baños mixtos, actividades deportivas, rediseño de formularios…), así como la inclusión en el currículum y en la investigación de la diversidad sexual, familiar y de género, y la promoción de redes interuniversitarias de carácter estatal e internacional que promuevan la inclusión de la diversidad sexual y de género en la educación superior.
  • En materia de legislación, se hace necesaria la aprobación de las correspondientes leyes, tanto a nivel de Canarias como del Estado, en tanto que la legislación actual no es suficiente para erradicar las desigualdades y discriminaciones existentes, así como la puesta en marcha de políticas activas en materia de diversidad e inclusión LGBTI+ que promuevan las transformaciones sociales, educativas y laborales necesarias, dotadas de presupuestos adecuados que garanticen su correcta implementación. Es imprescindible seguir insistiendo en acciones con las que se pueda seguir avanzando y trabajando proactivamente en el respeto a la diversidad sexual y de género y en el acceso a la formación y el empleo de todas las personas LGTBI+ en condiciones de igualdad de trato y oportunidades, desterrando la LGTBI fobia y promoviendo la plena inclusión y el empoderamiento.